El comité de empresa de Catalunya Ràdio quiere denunciar que la intervención del director general de la CCRTV, Joan Majó, en la comisión de control parlamentario ha estado llena de inexactitudes y de medias verdades, cuando no ha faltado directamente a la verdad:

– El Sr. Majó ha asegurado que se nos ha hecho una oferta razonable para solucionar el conflicto y que nosotros la hemos rechazado porqué nos negamos a pactar otra cosa que no sea la equiparación. Esto es mentira. Aunque no bajaremos nunca la bandera de la equiparació, porqué la consideramos justa y necesaria, en la mesa de negociación por este convenio hace mucho que ya no pedimos la equiparación total, sino un incremento salarial progresivo para los próximos tres o cuatro años que nos acerque un poco a nuestros compañeros de TVC. Son ellos quienes presentaron una oferta el primer día, que calificaron de inamovible e innegociable, y no han mejorado ni un céntimo su propuesta después de numerosas reuniones.

– El Sr. Majó ha asegurado que, desde la primera reunión por el nuevo convenio colectivo, se nos ha prometido la equiparación social. Esto es mentira. En la última reunión, que tuvo lugar el pasado jueves, nuestros interlocutores en la negociación, el gerente, el subdirector y el jefe de RRHH de Catalunya Ràdio, aún nos negaban varios puntos de la equiparación social, com son las dietas, un ejemplo que ha puesto encima la mesa el propio director general.

– El Sr. Majó ha avanzado que quiere estudiar, caso por caso, que trabajador de Catalunya Ràdio hace exactamente la misma tarea que uno de TVC y cual debe equipararse y cual no. Incluso, ha añadido que cree que quizás hay trabajadores de la radio que deberían cobrar más que los de la tele. Esto es mentira. Una de nuestras propuestas iniciales ha sido que se cree una comisión que estudie precisamente este tema y nos ha sido denegada de manera sistemática y rotunda hasta hoy. El adjunto al Sr. Majó, el Sr. Enric Homs, nos dijo textualmente la pasada semana que esto no nos lo iban a conceder nunca, por muchas huelgas que hiciéramos.

– El Sr. Majó también ha acusado al comité de empresa de romper las negociaciones. Esto es mentira. La dirección de la empresa se ha negado reiteradamente a negociar con nosotros y no se ha sentado a hablar mientras no aplazáramos los paros durante toda una semana (del 30 de mayo al 6 de junio), a pesar que iba en contra de nuestros principios. Son ellos quienes han hecho una oferta innegociable y, en cambio, nosotros hemos apostado siempre por seguir hablando sin renunciar, óbviamente, a nuestro derecho a la huelga.

– El Sr. Majó ha insistido que estamos demasiado bien pagados, que cobramos mucho más que nuestros compañeros de las radioa privadas y que la equiparación es muy cara. Esto es mentira. Las diferencias salariales con los trabajadores de TVC se situan alrededor del 20%, en función de las categorías laborales. Por lo tanto, queda claro que nuestros sueldos no son tan desorbitados. Además, la radio pública, nacional y líder en Catalunya no puede compararse nunca con las radios privadas, donde predomina la precariedad laboral. Según nuestros cálculos, la equiparación costaría 30 céntimos de euro a cada catalán, una cifra bien pequeña en relación al presupuesto global de la CCRTV.

Hoy, en el Parlament, todos los grupos políticos se han posicionado a nuestro lado y se han mostrado abiertamente favorables, si no de la equiparación, sí de iniciar un proceso de acercamiento para que nuestras condiciones sociales y salariales sean similares a las de nuestros compañeros de TVC. Hoy ha quedado claro que el único escollo que queda en el camino hacia la equiparación es el Sr. Joan Majó, que sigue obstinado a negarnos una salida al conflicto laboral y que nos aboca a la radicalización y a eternizar una huelga, que ha dicho hoy que no le supone ningún problema y que nosotros quisiéramos dar por acabada lo antes posbile. Además, el Sr. Majó nos ha amenazado con la privatización o con el desmantelamiento de la CCRTV si no se gestiona bién el dinero público de que dispone y esto es intolerable. Por lo tanto, si no cambia de actitud, no tendremos otra alternativa que pedir la dimisión del director general de la CCRTV.

Finalmente, lamentamos que nuestra directora, la Sra. Montserrat Minobis, no se haya pronunciado en ningún momento en lo que se refiere al conflicto laboral en Catalunya Ràdio durante todo el tiempo que ha durado el debate sobre este tema en la comisión parlamentaria. Desde el mes de noviembre, la Sra. Minobis ha desaparecido y se ha desentendido del problema, como hoy se ha demostrado.

Barcelona, 11 de junio de 2005

Etiquetas: , , ,