La Asamblea de trabajadores de TV3 ha aprobado por unanimidad una propuesta de manifiesto del comité de empresa dirigido al director general de la CCRTV, Joan Majó, al director de TVC, Francesc Escribano y a los miembros del consejo de administración. El manifiesto, que reproducimos a continuación, expresa el descontento de los trabajadores por la situación actual de embargo de la contratación y se exige a la dirección un compromiso con la plantilla y con la producción propia. En la Asamblea se ha leido un comunicado de los redactores y guionistas temporales y mercantiles que trabajan en TVC con contratos precarios, y se han pedido firmas en el escrito dirigido a la dirección.
En distintas intervenciones se ha informado de los intentos de externalizar actividades y producción sin otra razón que cumplir con la consigna de congelar la contratación de trabajadores provocando gastos innecesarios y dejando recursos propios sin tarea.
El comité se ha comprometido a denunciar estas prácticas de mala gestión y a tomar las medidas que correspondan. Próximamente se anunciarán nuevas asambleas en las que se deberá acordar una plataforma de negociación de convenio y donde se podrá informar de la reacción de la dirección ante el manifiesto aprobado.

Los trabajadores de Televisió de Catalunya, reunidos en asamblea, manifestamos:

En primer lugar: nuestro rechazo por las medidas de congelación de la plantilla decididas por la dirección general de la Corporació que han provocado que no se renueve el contrato a compañeros que llevan años trabajando en TVC.

Se nos quiere convencer de que la plantilla se mantendrá, pero de momento lo que hay es restricción de la contratación necesaria que precariza las condiciones de trabajo de todos. Además, en algunos departamentos se ha dejado de contratar gente mientras trabajan los estudiantes en práctica. No estamos dispuestos a alargar jornadas y a hacer horas extras mientras se extinguen a los compañeros los contratos temporales.

Exigimos el cumplimiento del acuerdo de julio de 2003 con el consejo de administración y la dirección sobre la conversión en indefinidos de los contratos temporales de mayor antigüedad.

Exigimos la regulación de la contratación mercantil: ya basta de fraude a los trabajadores. Conversión de los contratados mercantiles en laborales, ya.

Un punto básico de la futura negociación del convenio es pactar el número de plazas a cubrir con contratos indefinidos para cada año de vigencia del convenio. De las personas que trabajamos en TVC, unas 400 aún son temporales. En todos los departamentos hay una parte de plantilla temporal estructural imprescindible para su funcionamiento.

En segundo lugar: exigimos un compromiso de la dirección con la producción interna.
Se nos quiere convencer de que la producción se mantendrà y que no renunciaremos a ninguna línea de producción propia mientras poderosos sectores de la dirección apuestan por la externalización de producción.
No permitiremos que se desmantele la capacidad productiva de TVC y seremos beligerantes con el despilfarro de recursos, como el que supone el alquiler innecesario de unidades móviles ajenas y la subcontratación de trabajadores a empresas externas.

En tercer lugar: queremos una buena gestión de la empresa que cuente con la participación de los trabajadores.
El contrato programa que se quiere negociar con el Gobierno prevé una financiación estable hasta el 2008 y la amortización de la deuda. Pero, de momento, lo único cierto es que para el 2005 se ha autorizado un nuevo endeudamiento, y encima nos lo quieren hacer pagar con reducción de contratación de trabajadores.
El proyecto de contrato programa incluye una serie de medidas que pretenden condicionar la negociación del convenio. No se ha tenido en cuenta a los representantes de los trabajadores en la elaboración del contrato programa, cuando precisamente incluye compromisos de la dirección de la Corporació con el Gobierno de la Generalitat que afectan de lleno las relaciones laborales.
Estamos a tiempo de recuperar el clima de respete mútuo que habíamos mantenido en los últimos años. Es necesario que la dirección esté a la altura y nos dé respuestas pronto.

¡Ningún trabajador despedido!

¡Regulación de los contratos mercantiles y conversión de los temporales en indefinidos!

¡Compromiso con el mantenimiento de la producción propia y participación de los representantes de los trabajadores en los ámbitos en que se decide el futuro de la empresa!

Sant Joan Despí, 4 de noviembre de 2004

Etiquetas: , , ,