Los comités de empresa firmantes expresan su solidaridad con los compañeros del Avui que se han visto sorprendidos por la nueva empresa con un anuncio de despidos. Esta agresión afecta a un colectivo de trabajadores que en los últimos años ha sufrido con rigor distintas actuaciones de una política empresarial muy dura. Ahora, además, la voluntad de echar a 21 personas se puede considerar una agresión aún mayor porqué en las negociaciones para salvar el periódico se implicó el Gobierno de la Generalitat y en la nueva empresa participan organismos públicos de financianción de la administración de Catalunya. Es decir, en el Avui hay dinero de toda la ciudadanía y, como trabajadores del sector de la comunicación, nos sentimos involucrados en esta llamada reestructuración empresarial. El 29 de diciembre de 2004, la Corporació Catalana de Comunicació SL se convirtió en adjudicataria de la cabecera del diario Avui con la consiguiente subrogación de los contratos de toda la plantilla, en cumplimiento del convenio de acreedores de la quiebra presentada por Premsa Catalana SA el 15 de junio de 2004.

El 25 de mayo, el Gobierno de la Generalitat acordó conceder una subvención de dos millones de euros para ayudar al Avui a sobrevivir hasta el momento del traspaso a la nueva empresa. En este proceso, Hacienda y la Seguridad Social renunciaron a cobrar la mayor parte de la voluminosa deuda que Premsa Catalana SA había contraído con estas administraciones, a cambio del mantenimiento de los puestos de trabajo. El conjunto de los contribuyentes del Estado, pues, han cubierto una deuda para que dos de los grandes grupos de comunicación, Planeta y el Grupo Godó, se hicieran cargo de la cabecera y de la plantilla en las mejores condiciones.

Al día siguiente mismo de la adjudicación, la empresa aseguró la continuidad de la plantilla. Tan sólo un mes y medio más tarde, la nueva dirección ha anunciado su intención de despedir a 21 personas. Como los trabajadores del Avui, todos nosotros nos sentimos engañados por esta política agresiva y desconsiderada que, además, también constituye una estafa al consenso político que permitió la operación. Después de presionar al máximo a la Administración, ahora los empresarios de Planeta y Godó parece que quieren hacer pagar a los trabajadores más modestos el coste de una reestructuración que ha sido ocultada en todo momento. Podemos entender que la supervivencia del diario exija sacrificios, pero lo que no podemos aceptar bajo ningún concepto es que estos recaigan siempre sobre la parte más débil.

Los comités de empresa firmantes pedimos que se frene esta política de hechos consumados que están siguiendo los nuevos empresarios del Avui y exigimos una negociación que evite los despidos forzosos y permita salir de la crisis con acuerdos razonables. De la misma manera, los comités de empresa firmantes se suman a las movilizaciones que los compañeros del diario Avui convoquen para defender sus puestos de trabajo.

Barcelona, 8 de marzo de 2005

Este es el texto del Manifiesto que los comités de empresa de distintos medios de comunicación de Catalunya están enviando al comité del ‘Avui’ como muestra de apoyo a los trabajadores ante la amenaza de la empresa de despedir a 21 personas

Etiquetas: , ,