“La idea de un sindicato de periodistas gallego surgió con la reconversión de Antena 3”

“Que no digan a los chavales que si están mal se larguen porque tienen a otros 50 esperando en la puerta”. Xurxo Salgado, Secretario general del recién nacido Sindicato de Periodistas de Galicia marca así una de las batallas con las que los sindicatos del ramo tienen que lidiar para dignificar el periodismo. En las redacciones de Galicia y en las del resto del país porque con el gallego son ya siete los sindicatos de periodistas en España. Nacido hace 28 años en Tomiño, pueblecito de Pontevedra, Xurxo Salgado encabeza el sindicato gallego dos años después de los despidos de Antena 3 en Galicia, motor que reunió a un grupo de profesionales en torno a la protección de los derechos laborales de sus compañeros. Echaron a andar el 27 de febrero. Primer objetivo: firmar un convenio marco que regule el trabajo de todos los periodistas en Galicia.

El 27 de febrero ha nacido un nuevo sindicato de periodistas en Galicia, ¿qué camino se ha recorrido hasta su fundación?

Es un trabajo muy complicado. La idea de un sindicato de periodistas gallego surgió hace unos meses con la reconversión de Antena 3. Aquí en Galicia se cerró la delegación y un grupo de compañeros se quedaron en la calle. Entonces, otro grupo de compañeros y amigos salió en su defensa a través del Colegio de Periodistas de Galicia. Planteamos el problema, pero nos dijeron que el colegio no estaba para resolver asuntos laborales. Recogimos firmas para presionar al colegio y en una asamblea logramos el compromiso para apoyar desde el colegio todo lo que tuviera que ver con materia laboral. Paralelamente decidimos, ese grupo de impulsores, junto al colegio decidimos organizar unas jornadas de precariedad laboral en la que surgió la idea de crear una gestora. Nueves meses de trabajo después hemos puesto en marcha el sindicato.

¿Quiénes empujáis de este nuevo colectivo en defensa de los intereses laborales de los periodistas?

Somos un grupo de 160 afiliados. Trabajadores con una media de edad por debajo de los 30 años y que provenimos de medios escritos pequeños, provinciales o locales. Las condiciones laborales de los que forman este sindicato son muchas veces contratos en precario cobrando una media de 600-700 euros al mes. También hay gente de la radio y de televisión, junto a diez o doce fotógrafos. Queremos reflejar así todos los sectores de la profesión.

¿Cuál es hoy vuestro principal campo de batalla en Galicia?

El principal objetivo que tenemos es aprobar, con el apoyo de todos los comités de empresa gallegos, un convenio marco que regule la profesión en la comunidad. Esto implica regular la situación de los contratos. Últimamente están proliferando los contratos basura, en prácticas o de autónomo. Hay que regular las prácticas. Los chavales en prácticas son un vivero de precarización de la profesión. No por ellos sino por el sistema en sí. Queremos iniciar un foro en el que estén las empresas, los periodistas, el Colegio de Periodistas de Galicia, las universidades y sindicatos para llegar a un mínimo para los chavales. Y que no digan: si estás mal te largas porque tengo a 50 esperando en la puerta. En tercer lugar, tenemos que trabajar para que los derechos de autor de fotógrafos y cámaras sea suyo y no de las empresas.

¿Hay buenos convenios en Galicia?

En primera división, mejor aún, en Champions League están La Voz de Galicia y El Faro de Vigo. El Faro tiene muy buen comité de empresa y, últimamente está sacando buenas cosas. La Voz cuida muy bien, sobre todo, a los más veteranos. En lo que se refiere a la Televisión de Galicia está difundiendo un modelo de precarización de la profesión. No afecta a los funcionarios, pero desde hace unos años se contrata a jóvenes a través de ETTs con un modelo muy precario. Se ha denunciado ante el Defensor del Pueblo de Galicia. Esto ha provocado el cambio del modelo por parte de la Televisión gallega, lo que ha llevado al despido de 50 contratados porque siendo un medio público estaba precarizando la profesión.

Etiquetas: