Con los votos favorables del PP y UM y en contra del PSIB y el Bloc, el pleno del Consejo de Mallorca aprobó ayer una moción de los populares en la cual se exige la convocatoria “urgente” de una sesión extraordinaria de la Junta General de accionistas del ente público de Radio y Televisión de Mallorca, con la intención de cesar a la actual directora general, Marisa Goñi.

PP y UM pretenden cambiar el artículo 19 de los estatutos del ente público que dice que “el director general lo nombra y lo cesa la Junta General a propuesta de la Presidencia de Mallorca”.

Aunque esta moción fue aprobada en el pleno, el consejero de Presidencia insular, Cosme Bonet, afirma que este acuerdo “no puede cumplirse” por un “defecto de forma”, ya que, según explica, la competencia para convocar la Junta General no reside en la presidencia del Consejo, sino en la directora general del ente. Bonet lamentó lo que califica de “caza de brujas” contra Marisa Goñi.

Por su parte, la consejera del PP, Catalina Perelló, señala que la negativa a convocar la Junta General del ente público demuestra que el actual gobierno en minoría -formado por PSIB y Bloc- no está dispuesto a respetar los acuerdos aprobados por el pleno.

Según Perelló, el reglamento del ente público indica que la Junta General debe ser convocada siempre que así lo solicite al menos una cuarta parte del pleno (ocho consejeros) y ha puntualizado que esta convocatoria la piden los 16 consejeros del PP, una cifra que “supera con creces el mínimo” necesario. En opinión de los populares, Goñi no hace caso de las peticiones del Consejo de Administración de la empresa pública, así como las de una “parte importante” de los accionistas. Por este motivo, el PP se habría visto obligado a acudir a los tribunales con el objetivo que se convoque la Junta General.

En un comunicado, el Bloc destaca la gestión de la directora del ente, la periodista Marisa Goñi, que con poco presupuesto ha contratado más gente, duplicado la programación y repartido la producción entre más de 30 empresas.

El consejero del Bloc Joan Lladó recuerda que “el objetivo es cargarse un modelo que funciona, puesto que el presupuesto de toda la Televisión de Mallorca (10,1 millones de euros) es inferior al que cuestan los informativos de IB3.

Para acabar, Lladó afirma que “el único objetivo de la moción es suprimir a la directora de RTVM que, como mínimo, es periodista y no como Maria Umbert exdirectora de IB3, que era jefe de gabinete de Jaume Matas y dejó una deuda en IB3 de 130 millones de euros y un pasado en los juzgados”. Lladó ha acabado preguntando al PP “en que se asemejan Umbert, la estrella radiofonica de IB3 en tiempos de PP Javier Alarcón y Macario o Rockefeller? Que se les puede hacer decir lo que se quiera. Lo que no le gusta al PP es que TVM hable con libertad”.

Etiquetas: , , , ,