El 10 de noviembre, el SPC hizo público un comunicado informaba de las respuestas de las distintas candidaturas que se presentaban a las elecciones al Parlamento de Catalunya a las propuestas de reforma democrática de los medios de comunicación públicos, y también se exponía la actualidad del proyecto de Estatuto del Periodista Profesional (acompañado del proyecto de regulación laboral de los periodistas), que estaba a punto de entrar en el Parlamento español.

Sobre el primer punto, recordábamos el compromiso público o en el programa electoral de PSC-CpC, ERC y ICV-EUiA, que recogían las propuestas sobre un nuevo modelo audiovisual hechas desde el CAC, el Colegio de Periodistas y el SPC, y también las evasivas, combinadas con manifestaciones expresas contrarias al cambio, por parte de CiU y PP. Sobre el segundo, en que diversos proyectos del PSOE, IU y ICV han llegado al Congreso de los Diputados, no se había producido aún una primera votació, que rechazó la simple toma en consideración con los votos del PP y la abstención de CiU.

Para el SPC estos son dos ejes básicos para garantizar la independencia de los medios públicos y la dignificación profesional y laboral de los periodistas, que deben asegurar el derecho constitucional a la información veraz, base de una sociedad democrática. Por esta razón, exponemos públicamente que las tres primeras formaciones políticas citadas, que podrían formar gobierno porqué tienen mayoría suficiente, son las que mejor recogen el anhelo profesional -y la necesidad social- de la independencia informativa. En consecuencia, les reclamamos coherencia en el momento de las negociaciones para formar el Gobierno, y que los medios de comunicación dependientes de la Generalitat no sean objeto de reparto como si se tratara de unas consejerías, sino que se respete el criterio de consenso parlamentario o mayoría cualificada para elegir (directa o indirectamente) los cargos directivos, tal y como lo defienden los partidos de izquierda.

Barcelona, 23 de noviembre de 2003

Etiquetas: , ,