El Sindicat de Periodistes de Catalunya considera absolutamente desafortunadas las declaraciones de la Secretaria de Relaciones Internacionales de la Generalitat, Margarita Obiols, que hizo responsables a los medios de comunicación de las polémicas generadas durante el viaje del presidente de la Generalitat y el president de ERC a Israel.

Obviando la secuencia causal según la cual primero se produjeron los incidentes de las coronas de espinas y de las banderas catalana y española, y después la difusión por los medios de información, tanto escritos como audiovisuales, una vez más, un representante del Gobierno parece que quiera matar al mensajero. Afirmaciones como que “los medios de comunicación hacen importante lo que no lo es” y que “quien tiene la información es quien quiere escandalizar” son totalmente lesivas para el derecho constitucional a la información, protegido especial y afortunadamente, para impermeabilizar la tarea informativa de la omnipresente voluntad de limitarla.

El SPC reclama el reciclaje inmediato de los responsables políticos de todo tipo en lo que se refiere al carácter radicalmente democrático del derecho a la información y, en este sentido y para acabar con tanta incultura democrática de las administraciones y los poderes, tanto políticos como económicos, reiteramos una vez más la absoluta necesidad de regular la tarea del periodista profesional, de manera que se garantice el cumplimiento concreto del artículo 20 de la Constitución, que quedaría inoperante si continúan las trabas o las desautorizaciones irresponsables de una tarea, la de informar, que no se puede interferir y que para los profesionales es una obligación deontológica.

Barcelona, 25 de mayo de 2005

Etiquetas: ,