La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) y los sindicatos que la integran cumplieron con éxito la jornada de protesta por la precariedad de la profesión en España, que consideran un «peligro para la democracia». En coincidencia con la convocatoria de la Federación Europea de Periodistas (FEP), los sindicatos de la FeSP llevaron a término diversos actos en buena parte de las comunidades autónomas. En todos se reclamó una norma estatal que regule los derechos laborales de los periodistas y la aprobación del Estatuto del Periodista Profesional (EPP), que casi hace cuatro años que está bloqueado en su trámite parlamentario al Congreso de los Diputados. La propuesta fue presentada por el grupo IU-ICV, que había asumido el proyecto del Foro de Organizaciones de Periodistas (FOP), con el apoyo del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando el Partido Socialista estaba a la oposición. Los sindicatos de la FeSP intentarán que Zapatero cumpla su compromiso y afronte en la próxima legislatura el impulso del EPP prometido.

La Federación hizo actos en Galicia, Canarias, La Rioja, Madrid, Andalucía y Catalunya y alertó sobre los problemas de la profesión en España, que considera todavía más graves que al resto de Europa. En Catalunya, el SPC envió una carta a todos los diputados del Parlamento de Catalunya así como a los presidentes de las dos entidades municipalistas catalanas en la cual se les pedía su apoyo para regular el sector en la línea de las propuestas que el Sindicato y la FeSP han planteado ya reiteradamente. El contenido de estas cartas se puede consultar a la página web del Sindicat.

Según la FeSP, esta situación «pone en riesgo el derecho a la información de la ciudadanía», puesto que los profesionales españoles «sufren cada vez más presiones políticas, ven como aumenta la concentración de medios y como se reduce el pluralismo informativo». Entre los actos convocados, representantes del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM) se concentraron delante del Congreso de los Diputados, donde cinco hombres y mujeres del sindicato, vestidos con monos de trabajo blancos y gorras, exhibían grandes carteles en qué denunciaban el «precariodismo» y reclamaban un «Estatuto ya». El secretario general del SPM, Agustín Yanel, en declaraciones a Europa Press, afirmó que estas demandas buscan la regulación del periodismo «en beneficio del derecho de la ciudadanía a recibir información veraz», por lo cual pedirán al Gobierno que «cumpla su compromiso» y que elabore una Ley de derechos laborales de los periodistas.

Entre el resto de acciones, la FeSP convocó paros de cinco minutos que se cumplieron ena diferentes redacciones de todo el Estado y remitió cartas al presidente del Gobierno, a los portavoces de los grupos parlamentarios estatales y autonómicos, a los diputados encargados del trámite parlamentario del Estatuto, a banda de llevar a término otras acciones, como por ejemplo conferencias sobre la precariedad a dos universidades y la distribución de pegatinas y camisetas que los periodistas llevaron puestas a las ruedas de prensa. En Andalucía, el grupo parlamentario de IULV-CAN anunció la presentación al Parlamento autonómico de una proposición no de ley contra la precariedad laboral de los periodistas y defiende de la calidad de la información. Esta iniciativa, según la portavoz parlamentaria de esta formación, Conchita Caballero, asumirá las reclamaciones y la preocupación expuestas por la FeSP y por el Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) y hará hincapié en la precariedad con la cual desarrollan su actividad un alto porcentaje de profesionales de la comunicación.

Etiquetas: ,