La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) se ha solidarizado con los periodistas franceses Christian Chesnot y Georges Malbrunot que han sido secuestrados en Irak y pide su inmediata liberación. En una carta enviada a los medios en los ques trabajan Chesnot y Malbrunot -Radio France y Le Figaro respectivamente- la FeSP muestra su rechazo “al chantaje de utilizar a los profesionales de la información –y, por lo tanto, a la ciudadanía en su conjunto- como arma de confrontación política porqué esto supone un ataque a la libertad de expresión, un valor y un derecho a defender en todos y cada uno de los rincones del planeta”.

En el escrito, firmado por el secretario general de la FeSP, Enric Bastardes, se recuerdan las palabras de Paolo Serventi Longhi, secretario general de la Federazione Nazionale Stampa Italiana (FNSI) en ocasión de la muerte del periodista Enzo Baldoni, asesinado también en Irak: “el periodismo italiano ha pagado un precio altísimo por garantizar la información”. La FeSP ha trasladado a los compañeros franceses su inquietud por la suerte de Chesnot y Malbrunot, víctimas de una situación que también han sufrido profesionales españoles -aunque en circunstancias distintas– como son los casos de Julio Fuentes (en Afganistán), de José Manuel Couso y Julio Anguita Parrado (también en Irak) o Ricardo Ortega (en Haití).

La FeSP da apoyo total a las iniciativas impulsadas por Reporteros Sin Fronteras (RSF) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) para conseguir que esta crisis tenga un final feliz. En las páginas web de estas dos organizaciones (www.rsf.org y www. ifj.org) hay más información sobre la situación que sufren Chesnot i Malbrunot.

Etiquetas: , , ,