El Sindicat de Periodistes de Catalunya ha solicitado por carta al alcalde de Barcelona, Joan Clos, que ordene una investigación oficial y depure las responsabilidades que se deriven de los incidentes provocados por el grupo antidisturbios de la Guardia Urbana de Barcelona el jueves 26 de febrero en el distrito de Ciutat Vella, con motivo del desalojo de un inmueble. El SPC ya emitió un comunicado el mismo día de los hechos en el que criticaba la desmesurada actuación de la policía local que causó lesiones a un compañero cámara de TVE y daños en el equipo de un fotógrafo de El Mundo. La responsabilidad de los incidentes recae sólo en el grupo antidisturbios de la Guardia Urbana que, tal como se decía en el comunicado, “adoptó una actitud agresiva, con empujones y puñetazos contra los presentes, la mayoría de ellos informadores, con un trato totalmente vejatorio contra los profesionales”.

Ésta no es la primera vez que este grupo de la Guardia Urbana protagoniza hechos similares y es por lo que el sindicato se ha dirigido a la máxima autoridad municipal a fin de que se adopten las medidas necesarias para que no se reproduzcan nunca más situaciones como ésta. El escrito al alcalde ha sido enviado también al concejal de Seguridad y Mobilidad, Jordi Hereu, así como a los portavoces de los distintos grupos municipales. El SPC entiende que esta actuación conlleva un grave menosprecio a la tarea de los informadores y una vulneración del derecho constitucional que tiene la ciudadanía a ser informada. El Intendente de la Guardia Urbana se disculpó con uno de los afectados y con el secretario de Fotògrafs y Drets d’Autoria del SPC, pero entendemos que a pesar de ello, deben buscarse responsabilidades a los hechos vividos porqué no es la primera vez que suceden y debe evitarse que se repitan.

Etiquetas: ,