El comité de empresa rechaza los despidos indiscriminados

Una vez más, los directivos de Grupo Zeta y de Ediciones Reunidas han mostrado su manera de gestionar la empresa cerrando tres revistas y despidiendo a 10 trabajadores de los centros de trabajo de Madrid y Barcelona. Y esto tan sólo a dos años justo de que se realizara un plan de viabilidad que supuso que 19 personas de Ediciones Reunidas, de un total de 190 de todo el grupo, abandonaran la empresa acogidas a aquel plan.

Las publicaciones que han cerrado de la noche a la mañana son Fortuna Sports y Mega Top, ambas editadas en Barcelona, y MTV, editada en Madrid. En la redacción de Barcelona, los despedidos han sido seis, cuatro pertenecientes a Fortuna Sports y dos a Mega Top. Y en Madrid, los cuatro son de la revista MTV.

El despido se ha producido de forma fulminante. El mismo día en que el Comité de Empresa fue convocado a una reunión para que le informaran de los rumores de cierre de esas publicaciones, la empresa ya traía preparadas las cartas de despido que fueron entregadas a los trabajadores afectados.

Aunque se ha insistido a la dirección de que recolocara a los trabajadores en otras revistas, dado que la precariedad de plantilla actual lo permite y que la propia empresa reconoce la existencia de nuevos proyectos editoriales, la dirección de la empresa se ha negado rotundamente a contemplar esta opción e incluso a recolocar a los trabajadores en otras empresas del Grupo.

Creemos que esta manera de actuar, cuando algunos de estos trabajadores están de vacaciones, deja mucho que desear y retrata el talante de la dirección de Grupo Zeta y del nuevo director General de Ediciones Reunidas, Alfredo Castro. Sin duda, julio es el mes preferido de Grupo Zeta para despedir. Para amargar las vacaciones. Así lo hizo en el cierre de Zeta Digital, con el Plan de Viabilidad y ahora de nuevo con Ediciones Reunidas.

8 de julio de 2005

Etiquetas: , ,