Varios periódicos italianos publicaron el viernes 11 de junio espacios en blanco para protestar contra la denominada ley mordaza que el Senado había aprobado el día anterior y cuyo objetivo es poner límites a la utilización de las escuchas telefónicas en las investigaciones judiciales e impedir su publicación.

El diario La Repubblica abrió su edición con una página en blanco en la que solo se leía: «La ley mordaza niega a los ciudadanos poder ser informados». También La Stampa, publicó sus espacios fijos Buongiorno y Jena en blanco para «habituarse» a los efectos de la nueva ley diseñada para acallar los juicios contra Berlusconi.

Por su parte, la Federación Nacional de la Prensa Italiana (el sindicato de los periodistas italianos) ha convocado una huelga general del sector para el próximo 9 de julio, que será una jornada de «silencio informativo».

La nueva norma, que debe ser aún aprobada por la Cámara de Diputados, autoriza la utilización de escuchas telefónicas sólo en el caso de delitos castigados con más de cinco años de cárcel, incluida la corrupción. La duración de las escuchas sólo puede durar 75 días, que se podrán prorrogar de tres en tres días.
En cuanto a las multas, los periódicos que publiquen de modo textual las escuchas se enfrentarán a sanciones de hasta 300.000 euros. Esta pena será de hasta 450.000 euros si las escuchas que se publican atañen a personas extrañas a los hechos. Asimismo, los periodistas que incumplan la ley podrán ser condenados a un mes de cárcel o a una sanción de hasta 10.000 euros si publican las escuchas durante investigaciones o actos cubiertos de secreto.

Etiquetas: ,