Desafortunadas afirmaciones de diputados del PSC y CiU en el Parlament

En la Comisión de Control de la CCMA de hoy viernes se ha producido uno de los ataques más chapuceros de los últimos tiempos contra los profesionales de la información de TV3 por parte del diputado socialista Daniel Font, que les ha atribuido la constitución de un “comando soviético” interno formado por “funcionarios” que se erigen en “portador de la verdad” y que se reserva en exclusiva ser intérprete de la “realidad de la cosas”, en contra del Parlament, la JEC, el Gobierno o la dirección de la CCMA. Todo para argumentar, ignorando la protección constitucional de la libertad de información, la necesidad de control de los tiempos y orden de las informacionales de la actividad electoral de los partidos (como si se tratase de propaganda electoral”, y para quejarse de la legítima protesta de los profesionales negándose a firmar las informaciones con el nombre y la imagen y por las notas explicativas, dirigidas a la audiencia, de los motivos de la protesta. No contento con pretender insultar, el diputado ha exigido de los responsables de la Corporación y de TV3 que impidan la repetición de la queja que, a su entender, atenta contra los fundamentos de la libertad y la democracia.

No menos desinformada ha demostrado estar la diputada de CiU, Joana Ortega, que ha afirmado falsamente que el sistema de bloques electorales cronometrados y ordenados en función de los últimos resultados electorales deriva de la Ley Electoral (la LOREG), que sólo hace referencia a los espacios gratuitos de propaganda, pero no al tratamiento de las elecciones en los informativos. Y que como su homólogo ha reclamado “el cumplimiento estricto de la ley”.

Por el contrario, nos ha satisfecho las manifestaciones de los representantes de los grupos parlamentarios de ICV-EUiA y de ERC, Dolors Camats y Marina Llansana, que han criticado la interferencia política o judicial en la práctica profesional de los informadores, han expresado su confianza en su trabajo, como el resto del año, y ha apoyado las quejas de los profesionales de TVC y de Catalunya Ràdio.

Recomendamos fervientemente a los primeros diputados mencionados que relean bien la Constitución española y la LOREG para no caer en manifestaciones no ajustadas a derecho y que dejan en evidencia una voluntad de control político de la información, apelando, incoherentemente, a la legalidad, la libertad y la democracia. Justo los principios, que como los que obligan a los medios públicos (pluralismo e imparcialidad), que también son principios deontológicos del periodismo, defendemos los profesionales ante el encorsetamiento partidista de la libertad de información.

Sant Joan Despí, 17 de septiembre de 2010

Etiquetas: , , ,