Al Sindicato de Periodistas no nos ha sorprendido la información publicada hoy en dos diarios sobre la vigilancia ejercida por los Gobiernos de CIU respecto de muchos profesionales de TV3 y de Catalunya Ràdio, tanto desde la óptica de la fidelidad política partidista como un modelo determinado de construcción nacional. De hecho, muchos de nuestros afiliados fueron objeto de esta vigilancia, y la situación de control político de la información y de los profesionales fue precisamente uno de los motivos de la constitución del sindicato a las empresas de la Corporación.

Dicho esto, nos preocupa el presente y el futuro y la transitoriedad del actual momento en los medios de la Generalitat, que sin sufrir una situación como la ahora documentada, no tiene garantizada ni blindada la independencia de la Corporación y de sus profesionales. Por esto instamos de nuevo a la aprobación inmediata de la nueva Ley de la CCRTV, que garantice por consenso o mayoría cualificada, y con criterios no partidistas, la competencia, la profesionalidad y la neutralidad de los gestores y directivos de TV3 y Catalunya Ràdio. Y para garantizar que los trabajadores puedan hacer su trabajo de servicio realmente público.

22 de febrero de 2006.

Etiquetas: , , ,