La Vanguardia presentó el miércoles 10 de junio un Expediente de Regulación de Empleo (EROE) para 90 trabajadores del área de administración y gestión. A partir de ahora, la empresa y los trabajadores tienen un mes para negociar las condiciones del expediente. Según el comité de empresa, la medida de La Vanguardia llega después de que más de un centenar de trabajadores del rotativo, entre periodistas y administrativos, se acogieran a un plan de bajas voluntarias, con la diferencia que ahora “las condiciones son peores y de forma obligada”. El rotativo ha ofrecido a sus trabajadores poder acogerse a prejubilaciones o bien a bajas incentivadas.

La Vanguardia ofrecería prejubilaciones a los trabajadores que el 31 de julio de 2009 hayan cumplido los 56 años, con el 50 por ciento del último salario hasta los 61 años y la Seguridad Social con cargo a la empresa. La otra opción serian las bajas incentivadas, con una indemnización de 30 días por año trabajado con un máximo de 15 mensualidades.

La media de edad de los trabajadores afectados por el *ERE se sitúa por debajo de los 50 años puesto que hace poco hubo un plan de bajas voluntarias al que se acogieron un centenar de personas, explica el comité de empresa.

El presidente del comité, Josep Playà, ha explicado que la empresa ha aducido razones económicas, organizativas y productivas, ya que si bienLa Vanguardia ha mantenido los beneficios en los últimos 15 años, el pasado 2008 fue el primer año con pérdidas. Los ingresos por publicidad han caído un 18 por ciento el 2008 y se calcula una caída del 23 por ciento este 2009.

Respecto a las razones organizativas, la empresa ha aducido que el trabajo de los trabajadores de administración y gestión lo realizan otras empresas del Grupo Godó, “trabajando más barato, con un convenio inferior y peores condiciones”, según el comité de empresa.

Etiquetas: ,