La Federación Internacional de Periodistas (FIP), a la que pertenece la FeSP, ha expresado su satisfacción por las recomendaciones formuladas el pasado 8 de enero por el Gobierno francés en el Libro Verde en el que incluye 90 recomendaciones para reformar el actual funcionamiento de la prensa en Francia. Entre ellas hay una propuesta importante en relación con el derecho de los autores a ser remunerados por los usos múltiples de su trabajo en los medios. La propuesta permite múltiples usos, dentro de la vida normal del periódico pero sólo en esa cabecera. Un convenio colectivo determinará los ingresos ulteriores. Las cesiones de trabajos periodísticos en el mismo grupo de medios de comunicación o fuera de ese grupo se regulará por el convenio colectivo.

«Esta propuesta es un buen compromiso para los periodistas franceses de la prensa escrita», ha declarado Aidan White, secretario general de la FIP. «La digitalización de los contenidos y los usos múltiples del trabajo periodístico exigía una respuesta satisfactoria para editores y periodistas. En un país donde la protección del derecho de autoría siempre ha sido muy fuerte, es importante que nadie resulte vencido, y felicitamos a nuestros afiliados por su excelente trabajo», ha añadido White. El compromiso sobre los derechos de autoría ahora refrendado se alcanzó por los periodistas y editores en 2007, como resultado de una intensa campaña de presión llevada a cabo por los sindicatos de periodistas franceses SNJ y SNJ-CGT.

«Estamos satisfechos con esta solución», ha dicho Olivier Da Lage, del SNJ, que concluye afirmando que «acogemos también con satisfacción los cambios sobre la inclusión de un código de ética en el convenio colectivo nacional de trabajo, el fortalecimiento de la formación permanente de los periodistas y la elaboración de un estatuto del editor en Internet. Sin embargo, lamentamos que el Libro Verde no garantiza la independencia de las redacciones, y nos mantendremos vigilantes en las próximas etapas de la reforma de la prensa».

Etiquetas: ,