El Sindicat de Periodistes de Catalunya debe volver a denunciar la agresión a un informador gráfico, esta vez a manos de la Policía Nacional, durante la manifestación del sábado día 25 en el barrio de Gracia de Barcelona. Según denuncia nuestro afiliado Jordi Secall, cuando cubría una carga policial contra la manifestación, y sin previo aviso ni indicación verbal, un agente antidisturbios lo golpeó con la porra sin ningún motivo. Y afirma que su condición de fotógrafo era visible, por la cámara y por haber sobrepasado más de una vez el cordón policial que seguía la manifestación.

El porrazo le provocó una herida que empezó a sangrar y le obligó a acudir a la Clínica de Ntra. Sra. del Pilar, en la calle Balmes, donde fue atendido por los servicios de urgencia que le hicieron dos radiografías y le pusieron seis puntos de sutura. El compañero ha iniciado acciones legales contra esta manifiesta arbitrariedad. Este nuevo caso de falta de respeto al derecho a la información vuelve a poner de manifiesto la urgencia de regular el derecho al acceso a las fuentes y la inmunidad de que deben disfrutar los informadores, redactores, fotógrafos y cámaras de TV. Es por esto que debe aprobarse un Estatuto del Periodista Profesional que garantice los derechos de los informadores, sin los que no puede haber buena información ni una opinión pública bien formada.

Barcelona, 27 de junio de 2005

Etiquetas: , , ,