De cara a la revisión salarial de los convenios o a la negociación de nuevos pactos laborales, recordamos que el IPC del año 2003, en Catalunya, ha sido del 3,1%, medio punto por encima del porcentaje estatal, que ha sido del 2’6%. Hay que destacar que la diferencia del aumento de precios en Catalunya en relación a la media estatal, es cada vez más desfavorable para los trabajadores catalanes. Así, en el año 2000, el IPC en Catalunya fue del 4,2 % mientras que en España era del 4%. En el 2001, fue del 2,8% y 2,7% respectivamente, mientras que, en el 2002, el incremento fue del 4,3% en Catalunya y el 4% en España. Por esta razón, desde el SPC recomendamos que, allí donde sea posible, se planteen aumentos salariales, ya sea en negociación de convenio o en revisión anual, y se haga a partir de los parámetros de Catalunya, porqué en caso contrario supone una pérdida de poder adquisitivo cada vez más notoria.

Etiquetas: