Un grupo de encapuchados calcina una unidad móvil de TV3 mientras los Mossos atacan la sede de ‘La Directa’

El Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació denuncia los ataques de que fueron objeto ayer los periodistas tras el desalojo del centro social de Can Vies, en el barrio barcelonés de Sants, tanto por parte de grupos de encapuchados que protestaban contra la decisión municipal como por parte de los agentes antidisturbios de los Mossos. Los hechos se produjeron anoche, al inicio de la manifestación convocada por diversos colectivos sociales para mostrar su rechazo a este desalojo.

Un grupo de encapuchados que participaba en la protesta dirigió su ira contra los profesionales de diversos medios que tuvieron que huir del lugar de los hechos. Algunos incluso llegaron a tirarles botellas de los contenedores de recogida de vidrio de la calle. Especialmente grave es la acción contra una unidad móvil de TV3, que fue apedreada todavía con sus ocupantes dentro del vehículo, como han explicado. Finalmente la unidad móvil fue incendiada en una acción con gran riesgo para los compañeros de la televisión catalana.

Más tarde, un grupo de agentes de la policía catalana intentó entrar en la sede del semanario La Directa, rompiendo vidrios y ocasionando otros desperfectos. Otros informadores que fueron alertados de los hechos acudieron a la entrada de la publicación, en la calle de Riego, y fueron golpeados por varios antidisturbios, mostrando especial ensañamiento con una compañera de Radio Barcelona. Si los agentes no accedieron a la sede de la publicación fue porque los periodistas -que acababan de hacer la reunión del consejo de redacción- bloquearon el acceso. Sin embargo, el agente que rompió los cristales de la puerta provocó heridas de diversa consideración a uno de los redactores que recibió el impacto de los cristales rotos y que tuvo que ser atendido en un hospital.

El SPC se solidariza con las víctimas de los dos ataques. Asume la nota hecha ayer por su sección sindical de TV3 en relación a la acción de la que fue objeto la unidad móvil y da apoyo a los compañeros de La Directa y el resto de informadores agredidos por agentes de la policía catalana. El sindicato recuerda que el trabajo de los trabajadores de los medios de comunicación es informar a la ciudadanía de los hechos relevantes que suceden y que «matar al mensajero» es una acción totalmente descabellada.

De todas formas, si es grave la quema de la unidad móvil de TV3 llevada a cabo por un grupo de alocados encapuchados, que no siguen órdenes de nadie sino que van a la suya, -y que , en el fondo , juega en contra de los intereses de Can Vies- es totalmente inaceptable la carga contra periodistas por parte de la policía del país, organizada, con una dirección jerárquica y que son funcionarios de la Generalidad a los que les pagamos el sueldo entre todos.

Barcelona, 27 de mayo de 2014

Etiquetas: , , , , , , , ,