Los agentes de los Mossos d’Esquadra que esta mañana estaban en la entrada del Parlament, con motivo de la concentración convocada por los sindicatos del sector sanitario, han dificultado el trabajo de los periodistas, especialmente de los reporteros gráficos, que han sido desalojados de la puerta de la Cámara catalana desde donde -desde siempre- se ubican para captar imágenes de las protestas que hay delante de esta institución. Ante los requerimientos de los profesionales afectados, uno de los responsables del dispositivo policial ha esgrimido instrucciones directas de la Conselleria para actuar de esta manera. Sólo cuando la mayoría de reporteros han exhibido sus credenciales específicas del Parlament se han suavizado las restricciones impuestas a los profesionales de la información

El Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació denuncia esta situación y exige al conseller de Interior, Felip Puig, que anule de forma inmediata estas instrucciones. La entrada del Parlament se ha convertido en un emplazamiento habitual de concentraciones de colectivos que protestan por las situaciones particulares que les afectan y para reclamar a los grupos parlamentarios medidas para solucionarlas. El SPC cree que los periodistas deben disponer de todas las facilidades posibles para cubrir estos eventos. Recordar que los reporteros gráficos lucían los brazaletes y chalecos reglamentados a través de la comisión mixta Interior-Col •legi de Periodistes, de la que el SPC forma parte.

El SPC muestra su apoyo a los profesionales que hoy han visto dificultada su labor, lo que supone, por parte de los responsables de esta situación, un grave atentado a un derecho tan fundamental en una democracia como es el derecho a la información de la ciudadanía.

Junta Ejecutiva del SPC

Barcelona, 9 de noviembre de 2011

Etiquetas: , , , ,