El Presidente del Consejo de Gobierno de la CCMA, Brauli Duart, ha vuelto a practicar un mal estilo de negociación con los representantes de los trabajadores al anunciar públicamente la propuesta de la dirección entregada hoy en la mesa negociadora, dirigiéndose descaradamente a la opinión pública y presentando de manera engañosa su exótica iniciativa de la que falsea algunos aspectos y oculta otros.

La vocación propagandística de Brauli Duart parece inagotable: no sólo airea públicamente una propuesta hecha en una mesa negociadora sometida a la discreción correspondiente (ya es conocida su afición a leer en el Parlamento actas de negociación) sino que la utiliza como herramienta para influir en las conversaciones .

Y por eso no se está de utilizar la profesión de médico para ‘vender’ que la propuesta busca equiparar a sus sueldos el de los periodistas, y el del resto de colectivos a los diferentes profesionales del sistema sanitario público. Pero aprovecha para intentar nuevamente introducir una doble escala salarial en la categoría de redactor.

La propuesta, como la realizada en el mes de marzo, ignora que si desde hace 30 años hay convenios adecuados a la realidad de TV3 y de Catalunya Ràdio es porque no servían las condiciones laborales ni las tablas salariales de la Función Pública . Y en vez de un proceso real y ambicioso de reclasificación profesional en base a grupos profesionales quiere colar una rebaja salarial que presume de ser una equiparación a la baja con los sueldos de Catalunya Radio y de las empresas tecnológicas integradas en TV3 .

Además, no dice la verdad cuando afirma que así se acabará con las categorías excluidas de convenio (conocidas como ‘nube’), porque mantiene unas “determinadas condiciones” que las excluye de las normas que rigen el Convenio y que las sitúan todavía fuera: el nombramiento directo, su carácter reversible y el hecho de que el plus de que las compensa absorbe toda la nómina variable, aparte del hecho de que han sido clasificadas y valoradas unilateralmente por la dirección de TVC, contra lo previsto en el convenio que esto corresponde hacerlo a una Comisión de contratación paritaria con el Comité de empresa.

Hay que añadir que la ‘información’ de Brauli Duart esconde el resto de propuestas hechas en la mesa negociadora, que para resumir se puede decir que intentan desmantelar los derechos laborales y sociales del Convenio de TV3, utilizando para ello las nuevas normativas laborales aprobadas por el PP con el apoyo de CiU. Y que afectan a temas como horarios o movilidades que van en sentido contrario a los avances sobre conciliación de la vida laboral y familiar que tanto han costado conseguir.

La propuesta también busca desviar la atención de los planes antiempresariales de externalizar pronto la gestión de la venta de publicidad de TV3, para otorgarla, aunque se haga mediante un concurso público, a un grupo mediático afín al Gobierno de CiU y con intereses multimedia y concretamente en el sector audiovisual.

Todo esto se hace a dos días de la comisión de control parlamentaria de la CCMA, que seguro que Brauli Duart utilizará nuevamente para su ofensiva propagandística, pocos meses después de haber fracasado en su intento de aplicar un ERE letal en TV3 y Catalunya Radio, que justificó precisamente por la negativa de los trabajadores a aceptar una propuesta de copiar los sueldos del personal laboral de la Función Pública.

Sant Joan Despí , 23 de octubre de 2013

Etiquetas: , , , , ,