Los sindicatos convocantes de la huelga reunieron en el Col•legi de Periodistes de Catalunya a delegados de los trabajadores y afiliados para preparar la huelga general del 29 de septiembre. En el acto intervinieron Juan Manuel Tapia, de CCOO; Lluís Salom, de la UPIFC; Fabián Nevado, del SPC, y Juan López de CCOO, presentados por Ramon Espuny, presidente del SPC.

Se desgranaron las razones generales contra el recorte de los derechos laborales que implica la reforma, y la situación concreta del sector, castigado por EREs y reducciones de plantilla que se han impuesto aprovechando la crisis publicitaria y la económica general. Y también se hicieron propuestas, sometidas a discusión, para conseguir una gran participación en la huelga de los trabajadores de la comunicación.

Se hizo un llamamiento a la huelga del día 29 de septiembre de 7 de la mañana a las 7 del día siguiente. En los diarios, la huelga se llevará a cago el día 28, para que el 29 no haya prensa en la calle. También se recomendó que el 29 pare la prensa digital, incluso las ediciones digitales de los diarios en papel.

Por lo que respecta a las agencias de noticias, se informó que la convocatoria presentada ese mismo día contemplaba que parasen el día anterior, ya que así se había llevado a cabo en las anteriores huelgas generales (excepto la del 2002, en la que la convocatoria no especificaba nada al respecto). Hubo debate, ya que las agencias hoy en día son multimedia, y pueden ser utilizadas para mitigar la huelga tanto por parte de los diarios como por los medios audiovisuales. En todo caso, se recomendó que los problemas concretos se resuelvan desde los comités de empresa, que conocen mejor el terreno.

Se recordó que no se puede admitir publicidad en caso de huelga, que es necesario contener a las empresas que pregunten a los trabajadores si harán huelga (no es obligatorio responder), y por lo que se refiere a los Servicios Mínimos se recordó que la posición sindical habitual es aceptarlos en determinados medios públicos para respetar el derecho a la información, de manera que se pueda ofrecer el 50% de la programación informativa habitual, entendida como los grandes informativos de mañana, mediodía y noche.

Se hizo un llamamiento a los comités de empresa y delegados de personal para que impulsen acuerdos de apoyo a la huelga general, que se comuniquen a los sindicatos y se difundan públicamente, y también a la celebración de asambleas en los puestos de trabajo. Los presentes acordaron mantenerse coordinados a través de los sindicatos y colaborar en los casos en que sea necesario que los representantes de las organizaciones convocantes asistan a reuniones o asambleas en empresas.

Por lo que respecta a la prensa no diaria, se acordó que se intentará que la huelga se note de alguna manera en el producto, con una reducción de páginas (que también sirva para evitar acumulación de trabajo en los días anteriores o posteriores a la huelga) o en el mejor de los casos con algunas páginas en blanco.

Etiquetas: ,