La Federación Internacional de Periodistas (FIP) centra este año el Día Internacional de la Libertad de Prensa en la situación de los periodistas en Irán, donde decenas de ellos permanecen en prisión, se han cerrado periódicos y la oficina de la organización afiliada a la FIP, la Asociación de Periodistas Iraníes (API), ha sido clausurada.

“La embestida contra los medios de comunicación en Irán ha sido persistente, desde las elecciones realizadas el pasado mes de junio”, ha indicado Jim Boumelha, presidente de la FIP. “El gobierno ha intentado reprimir a los medios independientes y bloquear cualquier contacto externo, tras las manifestaciones públicas de la ciudadanía de desafío al régimen”.

La FIP advirtió que 35 periodistas se encuentran aún en prisión, desde el juicio colectivo a varios medios celebrado en agosto y del cierre de varios periódicos. La oficina de la API continúa con sus puertas cerradas desde el 5 de agosto de 2009, sin ninguna posibilidad de volver a funcionar pronto.

La organización internacional de periodistas ha hecho un llamamiento especial a las organizaciones afiliadas y a los periodistas en cada rincón del mundo, para que envíen un mensaje electrónico al presidente Mahmoud Ahmadinejad, exigiéndole de forma contundente la liberación de todos los periodistas detenidos y que la oficina de la API en Teherán pueda abrir sus puertas de nuevo.

La FIP ha hecho un llamado a acciones globales para garantizar la seguridad de los periodistas, tras confirmarse que 27 periodistas han muerto en lo que va de año en varios países, entre ellos Honduras, Tailandia, Nigeria y Pakistán.

“Esta cifra aterradora en sólo los cuatro primeros meses de 2010 debe llevarnos a acciones concretas para impactar al mundo”, ha agregado Aidan White, secretari general de la FIP. “Las palabras no bastan para enfrentarnos a la indiferencia de los violentos”.

La FIP representa a más de 600.000 periodistas en 125 países. Más información en su página web.

Etiquetas: ,