Los periodistas italianos siguieron masivamente la convocatoria de huelgas de 24 horas hechas por la Federazione Nazionale Stampa Italiana (FNSI) para los pasaados días 17 y 20 de junio, para protestar contra la precariedad laboral. El día 17 participaron los que trabajan en prensa, en gabinetes de prensa y en portales de internet, mientras que el día 20 quedó reservado a los trabajadores de medios audiovisuales, tanto públicos como privados. La FNSI impulsó la protesta “para reivindicar el derecho a la contratación, la dignidad en el puesto de trabajo y la independencia profesional, cuestiones básicas para nuestre colectivo, pero que las empresas periodísticas italianas han puesto en discusión”, según un comunicado del sindicato. La FNSI dice: “La libertad de información se ha puesto en tela de juicio, ya que los editores, tanto públicos como privados, quieren que se eliminen cláusulas que los periodistas han ido conquistando en los últimos años”.

El sindicato italiano considera que las propuestas de la patronal sólo quieren favorecer “los intereses meramente comerciales, publicitarios y de márketing de las empresas, por delante del derecho a la información, y quieren eliminar la tarea colectiva de los periodistas, porque representa el único obstáculo a la manipulación informativa”. Se puede encontrar más información en la página web de esta organización (www.fnsi.it).

Etiquetas: