Desde el colectivo de fotoperiodístas del Sindicato de Periodistas de Cataluña denunciamos de nuevo la precaria situación laboral en la que se encuentra actualmente la profesión.
– Los continuos abusos y humillaciones que se dan constantemente por parte de las principales empresas periodísticas como son: El País, ABC, El Mundo S. XXI, La Vanguardia, El Periódico, Avui… así como la escandalosa situación que se produce en la prensa comarcal.
– Las “plantillas encubiertas”, (trabajadores sin contrato que alcanzan antigüedades de hasta 11 años en la misma empresa), cómo es el caso flagrante de El País y de otros muchos diarios, – La violación de la propiedad intelectual, – La coacción por parte de las empresas para que se firmen contratos ilegales, tal como ha ocurrido en el ABC con el fotógrafo David Arquimbau, a quien se ha despedido y retenido el sueldo por haberse negado a firmar un contrato mercantil en el que se violaban gravemente los derechos más fundamentales, como los derechos de autor, y se le imponía una reducción salarial del 40%. O también el caso Mundo S. XXI en el que la empresa pretende que la plantilla encubierta renuncie a sus derechos laborales y de propiedad intelectual con la coacción de retener su salario. Sin dejar de citar las prácticas contractuales, ilegales y abusivas e intolerables que se producen en La Vanguardia Publicaciones S.L . Y que imitan e implantan los demás medios para paliar la más flagrante contratación ilegal.
Todos estos hechos se suman a los recientes despidos improcedentes de los fotógrafos del Diari de Girona Oscar Rodbag, Quim Roser y Jordi Ribot, que fue despedido por expresarse en una asamblea.
La gravedad de la situación requiere de una vez por todas una solución definitiva, que se acabe con el abuso como política de empresa y sobretodo con su impunidad.
Por todo ello reclamamos la aplicación de los siguientes puntos:
– La Inmediata regulación contractual, ateniéndose al Estatuto del Trabajador y a los convenios colectivos, para acabar con las plantillas encubiertas.
– El cumplimiento de la Ley de Propiedad Intelectual.
– La regulación de las tarifas para los colabores eventuales y el estudio de modalidades contractuales para éstos.
– La regulación del acceso a la profesión.
– Y la correcta utilización de los becarios.
Por todo ello hacemos un llamamiento a compañeros periodistas, comités de empresa, sindicatos, empresarios y a todos los ciudadanos para que se conciencien y en su caso se movilicen por la dignidad profesional, ya que de ello depende el derecho a la libertad de expresión, el derecho de informar con rigor, el derecho a un trabajo digno y en definitiva todo nuestro sistema democrático.
Barcelona, 25 de noviembre de 1999

Etiquetas: ,