Los trabajadores de prensa diaria sin convenio de empresa propio ya tienen un marco legal que recoge sus derechos. Son unos 3.000 los trabajadores amparados por el Convenio Estatal de Prensa Diaria firmado por CCOO, UGT y la FeSP. En las negociaciones, que se han prolongado durante más de dos años, la Aede se ha negado rotundamente a regular por convenio la situación de los colaboradores y periodistas a la pieza, que padecen una total indefensión laboral y cuyo peso es cada vez mayor en los medios de comunicación.

Ante esa cerrazón de la patronal, los tres sindicatos firmantes, a propuesta de la FeSP, han suscrito una declaración de parte en la que se comprometen a crear “con la máxima urgencia” una comisión para que estudie la situación de esos periodistas, a la que convocarán a representantes de los ámbitos político, socioeconómico, periodístico y a la propia Aede.

Los sindicatos que negociaron y firmado el convenio han emitido el siguiente comunicado:

“Las representaciones de FSC-CCOO, FeS-UGT y FeSP han firmado hoy con la patronal del sector, AEDE, el cuarto Convenio Colectivo estatal de Prensa Diaria. El acuerdo llega cuatro días antes de la fecha en que perderán definitivamente la vigencia todos los convenios denunciados y en negociación. Con esta firma se mantiene a salvo la existencia del convenio.

El acuerdo firmado hoy estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2015. y da cobertura a las plantillas de todos los diarios sin convenio propio, tanto a los impresos en papel como a los digitales. La situación del sector, en la que la coyuntura económica ha provocado descensos importantes de publicidad, y por tanto de ingresos, y en el que se han producido ajustes de plantilla y reducciones salariales, ha conducido a la firma de un acuerdo con congelación salarial hasta 2015.

El mantenimiento de las tablas salariales comporta un fuerte sacrificio para las plantillas, que la representación sindical ha aceptado como única fórmula posible para mantener la regulación del sector y salvar así otras ventajas por encima del mínimo establecido en el Estatuto de los Trabajadores. La jornada será a partir de ahora de siete horas y media diarias, en cómputo anual. El cumplimiento de las condiciones de jornada y horario por parte de las empresas será controlado por las representaciones de los trabajadores en las empresas, que dispondrán de nuevos instrumentos de verificación y control de las jornadas de trabajo efectivamente realizadas.

El convenio también incluye nuevas garantías en cuanto a la realización de horas complementarias por parte de trabajadores y trabajadoras a tiempo parcial, introduce mejoras en cuanto a la duración temporal y condiciones salariales de contratos en prácticas y para la formación, e introduce garantías para la participación, e introduce garantías para la participación y el control sindical ante propuestas de reducción salarial o de expedientes de regulación de empleo.

Para FSC-CCOO, FeS-UGT y FeSP, el nuevo convenio colectivo es un acuerdo de transición, determinado y marcado por la actual coyuntura, y ha de ser el eslabón que lleve al sector de prensa diaria a un nuevo modelo, salvando tanto la coyuntura económica actual como la crisis del negocio tradicional, que deberá garantizar una información independiente, veraz y de calidad, primando la estabilidad de las plantillas con empleo de calidad, tanto en las condiciones laborales y profesionales como en las salariales.”

Etiquetas: , , ,