La crisis que se ha vivido en La Vanguardia a raíz del cierre de los suplementos Vivir en.. de Tarragona y Girona concluye con el acuerdo con la empresa de que la medida no comportará pérdida de puestos de trabajo. Después de intensas negociaciones entre el comité de empresa y los responsables del rotativo, la empresa editora de La Vanguardia ha asumido los contratos existentes en estas dos delegaciones -cuatro en Tarragona y dos en Girona- y que los colaboradores -tanto redactores como fotógrafos- podrán continuar trabajando con las mismas condiciones que disfrutaban hasta ahora. La asamblea celebrada el pasado 13 de octubre ratificó el acuerdo entre comité y empresa.

Etiquetas: