El 95% de los trabajadores de la Televisión Autonómica de Canarias secundaron la primera jornada de huelga de las tres previstas para los días 10, 11 y 12 de mayo. La movilización afectó, principalmente, a los servicios informativos, que quedaron reducidos a dos noticiarios de 15 minutos cada uno. Los empleados de la Sociedad Canaria de Televisión Regional (Socater) tienen pendiente, desde hace dos años, la negociación de un nuevo convenio colectivo que ponga al día los salarios y las condiciones laborales de los trabajadores de esta televisión. El 98,3% de los trabajadores en Gran Canaria y el 90,4% en Tenerife habían acordado en asamblea semanas atrás dejar en manos de los representantes sindicales decidir las vías para desbloquear unas negociaciones que se alargan desde el pasado 13 de febrero, fecha en qué se constituyó la mesa de renovación del convenio.

De manera pacífica, los trabajadores de la televisión canaria protestaron en los centros de producción de Las Palmas de Gran Canaria y de Tenerife. Precisamente por las calles de esta ciudad una comitiva de trabajadores explicó a los ciudadanos los motivos de la movilización y también trasladaron a representantes políticos como Ricardo Melchior, Miguel Zerolo y Ana Oramas sus reivindicaciones.

Los sindicatos convocantes -Comisiones Obreras (CCOO) y Unión de Profesionales de la Comunicación de Canarias (UPCC)- calificaron la primera jornada de huelga como un rotundo éxito. A lo largo de todo el día la Televisión Canaria emitió gracias a los servicios mínimos pactados con las autoridades laborales. Las negociaciones han sido muy frustrantes para la representación de los trabajadores debido al inmovilismo de la parte empresarial. Desde entonces se han celebrado cinco reuniones sin que la empresa haya mostrado predisposición a atender las propuestas de los trabajadores.

Debe recordarse que los salarios de los trabajadores de la TVAC son hasta un 30% más bajos que los de la media de las televisiones autonómicas del Estado. Para avanzar en la necesaria equiparación, los trabajadores han pedido un incremento de la masa salarial del 15%, lo que serviría para recortar en parte este desmesurado desfase. Además, más de 50 trabajadores de esta productora están contratados de forma temporal desde hace años y especialmente sangrante resulta la situación que viven los trabajadores del Buenos Días Canarias, que el primer día de la huelga no se pudo emitir por el paro, y algunos casos en la sección de Deportes.

Los trabajadores esperan que los responsables de Socater hagan un ejercicio de responsabilidad y retomen la negociación que ponga a esta televisión en el nivel que merecen los canarios. Finalmente, también se reclama al actual Gobierno de Canarias que no haga abandono de sus funciones e intervenga en este conflicto por el bien del derecho a la información que tienen los ciudadanos, algo especialmente importante cuando este servicio tiene vocación de servicio público.

Etiquetas: , ,