La representación unitaria de los trabajadores de las emisoras de la Generalitat ha recibido hoy la notificación que, con motivo de la reestructuración o refundación todavía no definida ni aprobada de Catalunya Cultura, la dirección de la empresa debería despedir un mínimo de entre cinco y seis personas a quienes no se podría reubicar en otras emisoras de Catalunya Ràdio ni en otras empresas de la Corporación Catalana de Radio y Televisión. La medida se ha vendido como un mal menor ante la alternativa de cerrar Catalunya Cultura y ante la reubicació de otros puestos de trabajo y el compromiso de intentarlo en el caso de otras.

En todo caso, la decisión unilateral de proceder a despidos, que se deriva de un nuevo proyecto en Catalunya Cultura que no se ha presentado al comité de empresa y que tampoco ha sido presentado ni aprobado por el consejo de administración de la CCRTV, hace que los representantes de los trabajadores no puedan aceptar ni asumir unas consecuencias que parecen poner el carro delante de los bueyes y que exigen en primer lugar transparencia e información clara del proyecto a impulsar, que por otra parte debe aprobar el consejo.

Por esto, el comité de empresa ha decidido convocar asamblea general de trabajadores el lunes 13 de febrero al mediodía para decidir entre la plantilla las medidas a tomar para reclamar información y voluntad de negociación por parte de la dirección.

Desde el Sindicat de Periodistes i desde otras instancias representativas de los trabajadores de las otras empresas de la Corporación habrá la solidaridad y el apoyo necesario para parar una medida que primero debe negociarse y que no garantiza que no anuncie otras decisiones en el mismo sentido.

Barcelona, 10 de febrero de 2006

Etiquetas: , , ,