En una nueva profundización de la voluntad partidista de controlar la información en los medios públicos de comunicación, la mayoría de miembros del Consejo de Administración de RTVE ha aprobado, con el voto favorable o la abstención, poder acceder directamente al sistema informático de trabajo a través del cual se elaboran los informativos de Televisión Española. Y por tanto, los contenidos, la duración y el orden de las noticias.

En su deriva anticonstitucional que ya les ha llevado a extender a las televisiones privadas la imposición de los bloques electorales cronometrados en función de la representación parlamentaria, una mayoría de partidos pretenden reforzar el control de la información con la coartada de que el Consejo de Administración es el máximo órgano de control de los medios de RTVE.

Se trata de una confusión interesada entre la responsabilidad última sobre los contenidos y las formas concretas de elaboración de las informaciones, responsabilidad de los profesionales garantizada por el derecho constitucional a la libertad de información. Por más que se apresuren a negarlo, este acuerdo abre la puerta a la censura previa (no se pide el acceso a los contenidos si no se tiene la voluntad de intervenir) y la intromisión más descarada de los intereses particulares de las organizaciones que han nombrado los consejeros en el trabajo de los informadores.

Por todo ello, el Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Profesionals de la Comunicació (SPC) apoya la protesta del Consejo de Informativos de TVE y la exigencia al Consejo de Administración de RTVE para revocar inmediatamente su decisión. La libertad profesional de los informadores y el derecho constitucional a la información están en juego.

Junta Ejecutiva del SPC
Barcelona, 22 de septiembre de 2011

Etiquetas: , , , ,