El periodista argelino Hafnaoui Ghoul, el escritor chino Liu Xiaobo y la revista mexicana Zeta han sido galardonados con el premio Reporteros Sin Fronteras-Fundación de Francia 2004. Ghoul lo ha sido como periodista que, por su actividad profesional, sus posturas o su actitud, haya dado testimonio de su compromiso con la libertad de información. Es corresponsal de províncias del diario El Yum y responsable de la oficina regional de la Liga Argelina de Defensa de los Derechos Humanos. A causa de sus denuncias sobre la corrupción y los abusos de las autoridades locales estuvo detenido durante seis meses “por difamación”.

Liu Xiaobo ha recibido el premio de la libertad de prensa por su combate en favor de la libertad de prensa, de los periodistas chinos encarcelados y por publicar informaciones en Internet, con todo el riesgo que esta actividad supone para su libertad. Xiaobo es presidente de la Asociación de Escritores Independientes de la China. Finalmente, Zeta ha sido galardonada como medio de comunicación que encarna el combate por el derecho a informar y a estar informado. La revista es conocida por la calidad de sus investigaciones y por su valiente línea editorial. Según RSF, el compromiso de Zeta con la verdad ha conllevado que tres de sus colaboradores hayan perdido la vida. Héctor Félix Miranda (1988), Jesús Blancornelas (1997) y Javier Ortíz Franco (2004) fueron abatidos por asesinos profesionales. En el primero de los casos se condenó a los autores materiales pero no a quien instigó los crímenes. De los otros dos, ni esto. Ortíz era miembro fundador y editorialista de Zeta, conocido por sus revelaciones sobre los vínculos entre la corrupción y el tráfico de drogas en México.

Etiquetas: