“Tenemos a nuestra disposición más información que nunca y es cuando se está haciendo peor periodismo”, así se pronunció Santiago Ramentol, miembro del CAC y el CIC, durante la mesa redonda de celebración del 18 aniversario del SPC. En el debate, titulado Información y manipulación, cara y cruz de la democracia, también participaron Roger Palà, redactor de Enderroc y miembro del Consejo de Redacción de Media.cat y Santiago Vidal, juez de la Audiencia de Barcelona.

Santiago Ramentol afirmó que la libertad de expresión es un derecho fundamental de los ciudadanos del que disfrutamos los periodistas en tanto que ciudadanos, pero no es ilimitado ni absoluto ni tampoco se puede confundir con la libertad de empresa. Los periodistas “tampoco somos sus administradores y sólo podemos hacer uso para proporcionar información veraz, rigurosa, honesta y contrastada”.

Ante la telebasura, los “infoentretenidores” y los periodistas multifuncionales, Ramentol hizo un llamamiento para recuperar el periodismo objetivo, “debemos buscar la fórmula que garantice que nuestra tarea es necesaria, de lo contrario desapareceremos”.

Titulación específica, juramento hipocrático, colegiación obligatoria, limitación de la acreditación sólo si se cumplen los anteriores requisitos y un sello de garantía de calidad para las empresas, son algunas de las propuestas de Santiago Ramentol para volver a un periodismo de calidad. Para conseguirlo, propone dos herramientas: educación en comunicación y potenciación de los medios públicos.

Roger Palà recordó a los periodistas Josep Pernau y Josep Maria Huertas Claveria y la división que éste hacía de los periodistas en el libro Cada taula, un Vietnam: los adictos al régimen, los demócratas y los que no se posicionaban. Palà hizo un paralelismo con la situación actual, los adictos al régimen serían los tertulianos y opinadores, los demócratas serían los que no reproducen el discurso dominante y, en medio, la gran masa indefinida: profesionales que trabajan en precario y que ejercen la autocensura.

Palà cree que estamos viviendo momentos de transformación y que debemos trabajar juntos y buscar la complicidad de la sociedad para la supervivencia del periodismo de calidad.

El juez de la Audiencia de Barcelona, Santiago Vidal, dijo que asistimos a una pérdida importante de calidad en los medios de comunicación y que hay mucha diversidad pero poca pluralidad.

Vidal pidió más respeto por algunos puntos del código deontológico, como contrastar más las informaciones, aplicar más rigurosamente el derecho de rectificación y mayor nivel de auto exigencia respecto el honor y la dignidad de las personas.

Para el juez de la Audiencia de Barcelona es importante mejorar la calidad de los medios porque “son los ojos y la voz de la ciudadanía donde no llegan los otros tres poderes: el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Puso como ejemplo el juicio que se está haciendo en Valencia contra el ex presidente de la comunidad, Francisco Camps, “si no fuera por los periodistas no se sabría todo los que se dice y no se conocerían las conversaciones que los implicados tenían entre ellos y que se han escuchado en la sala”.

Finalmente, Santiago Vidal pidió hacer una labor educativa en favor de la presunción de inocencia, que llega “hasta que se dicta sentencia”.

Etiquetas: ,