La escalada de declaraciones procedentes de patronales privadas de televisión y de radio y de sectores políticos afines continúa. A las peticiones de la Asociación UTECA de retirar la publicidad en las televisiones autonómicas y a las propuestas legislativas del PP para privatizar las radiotelevisiones autonómicas se añaden las presiones de grupos privados de comunicación.

En concreto, la Asociación Catalana de Radio, ACR, la patronal de la radio privada, no sólo encuentra insuficiente la normativa del CAC que limita el tiempo de publicidad en las radios públicas, sino que reclama abiertamente la desaparición de COM Ràdio, la supresión del Consorci de Comunicació Local (donde se integran la COM y otros 140 emisoras municipales) y que se limite la capacidad reguladora del CAC en diversas materias. Y además lo hace al Gobierno, obviando los ámbitos parlamentario y legislativos locales.

COM Ràdio es una oferta municipalista descentralizada que permite la viabilidad de muchas cadenas municipales, con las que comparte programación, y que juega un papel vertebrador de la realidad local, además de ser clave en la normalización de la lengua como corresponde a todos los medios públicos. Y que, como estos, tiene una oferta que no puede satisfacer nunca la radio privada.

El SPC también denuncia la petición de la ACR de retirar a las emisoras del llamado “tercer sector” (ni público, ni comercial) las pocas frecuencias de que dispone.

Barcelona, 1 de abril de 2011

Etiquetas: , , , ,