El Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Informació (SPC) rechaza todas las agresiones de que han sido objeto varios informadores durante las últimas noches en el barrio de Gràcia de Barcelona, en los incidentes sucedidos después del desalojo del “Banco expropiado”. El SPC considera que los autores de las agresiones sufridas por estos periodistas, sean por parte de los agentes antidisturbios de la policía catalana o bien por parte de personas que participan en las protestas por el citado desalojo y la movilización posterior, atentan contra el derecho a la información de la ciudadanía. Porque le niega la posibilidad de acceder a una información veraz y contrastada del conflicto.

Por esta razón, hacemos un llamamiento a que se adopten las medidas necesarias para que hechos como estos no se repitan. No es la primera vez que profesionales de la información tienen problemas de este tipo. Reclamamos a los responsables de los Mossos d’Esquadra –la policía autonómica– que depuren las responsabilidades que se correspondan sobre los agentes que golpearon a periodistas hasta el punto que en uno de los casos provocaron la fractura de un dedo al afectado. Por otro lado reclamamos que las personas o colectivos que puedan estar quejosos del tratamiento de los medios sobre lo que sucede en la calle no pueden trasladar su eventual indignación a los informadores que cubren estos hechos, puesto que ellos no son quiens marcan las las líneas informativas de las empresas para las que trabajan.

Queremos aprovechar estos hechos para instar a una reflexión a los profesionales de la comunicación y a los medios del porque se producen estas muestras de descontento, de crítica y de rechazo hacia nuestra tarea informativa. A menudo vemos como programas y magazines de todo tipo tratan las movilizaciones en la calle de forma más que sesgada, con descalificaciones contra los colectivos que las protagonizan y no dándoles voz de una manera equilibrada a cómo se hace con otros agentes sociales implicados en los hechos. La manipulación de la información que trasluce en estos espacios informativos a los que aludimos –especialmente en las televisiones– suelen ser el germen de los ataques que los profesionales que cubren la actualidad sufren en algunas ocasiones. Es urgente iniciar este debate para evitar situaciones que en un futuro puedan ser mucho más graves.

Finalmente queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad a los compañeros agredidos en los incidentes sucedidos en las últimas noches en Gràcia y nos ponemos a su disposición para las acciones que quieran emprender para identificar a los responsables.

La información no puede ser la primera víctima de los conflictos sociales.

28 de mayo de 2016

Etiquetas: , , , ,