Los cuatro directores en la historia de El País (Juan Luis Cebrián, Joaquín Estefanía, Jesús Ceberio y Javier Moreno) han publicado en ese diario una Tribuna de Opinión en la que descalifican la ‘huelga de firmas’ aprobada democráticamente en asamblea por los trabajadores y trabajadoras para protestar por la propuesta de nuevo convenio colectivo de su empresa, que persigue rebajar drásticamente sus derechos y condiciones laborales. En el artículo, que puede leerse íntegro en el enlace , los cuatro directivos pretenden separar absolutamente lo laboral de lo profesional en el periodismo, niegan a la Redacción el “derecho colectivo a no firmar” y la acusan de “refugiarse tras la protesta opaca del Fuenteovejuna de turno”.

Por su parte, el comité de empresa de El País ha emitido un comunicado titulado En defensa del periodismo de calidad en el que se afirma que la retirada de firmas fue acordada por amplia mayoría de la plantilla mediante votación secreta y en urna y considera que “es una medida responsable que se tomó con la perspectiva de evitar que el conflicto laboral afectase al compromiso del periódico con los lectores y a la calidad del producto que elaboramos entre todos a diario”. Argumenta el comité que “la retirada de firmas en ningún caso ha ido acompañada de un descuido en la elaboración de los textos, en la amplitud de las fuentes consultadas o en la profundidad de las informaciones y análisis” y “lo que sí ha permitido la retirada de firmas es que se visualice ante el conjunto de la sociedad el firme deseo de quienes hacemos El País de defender la dignidad de los periodistas”. Saliendo al paso de la tribuna de opinión publicada ayer por los directores del diario, la nota del comité afirma: “Comprendemos que el hecho de que esto se haya manifestado públicamente incomode a algunos, pero lo que no podemos entender es que esa contrariedad se intente enmascarar con argumentos falsamente profesionales”.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha hecho llegar este martes un mensaje de solidaridad a los trabajadores de El País, firmado por su secretario de Comunicación, Agustín Yanel –también secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM)–, con el siguiente texto:

“Estimados compañeros de El País:

“En nombre de la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) os hago llegar nuestra total solidaridad por la lucha que lleváis a cabo ante la insultante propuesta de convenio colectivo que os ha planteado vuestra empresa.

“Aunque los lectores no son los responsables de vuestros problemas, sí deben ser partícipes de ellos porque vosotros sois el periódico y, en buena parte, a ellos les pertenece. La huelga de firmas que habéis iniciado hace unos días es una decisión legal y soberana que habéis adoptado en asamblea, y eso merece todo el respeto y está por encima de cualquier otra consideración.

“Por eso, en la FeSP hemos leído hoy con enorme sorpresa, podríamos decir que casi con rubor, que los cuatro directores del periódico más importante de España durante los 35 últimos años se hayan atrevido a firmar un escrito en el que cuestionan vuestra decisión. Nos parece, como mínimo, inmoral.

“Que a estas alturas de la vida de El País sus directores digan que lo profesional no tiene nada que ver nada con lo laboral –cuando ocurre exactamente lo contrario– y que utilicen a los lectores como excusa para interferir en vuestra decisión legítimamente adoptada nos parece un disparate.

“Y que apelen a normas deontológicas para denunciar que no se deben publicar informaciones sin firmar, cuando El País ha publicado muchísimas informaciones sin firma alguna en los casos en que ha convenido a sus intereses empresariales –sirvan, como ejemplo, las “guerras del fútbo” que ha mantenido con empresas de la competencia–, demuestra que son ellos los que carecen de las más elementales normas deontológicas.

“Por si eso fuera poco, cuatro directores de vuestro periódico firman un texto en el que, en contra de las más elementales normas del periodismo e incluso del Libro de Estilo de El País, no cuentan a los lectores una parte esencial de esa “noticia”: en ninguna de sus 116 líneas explican las razones por las que habéis adoptado la dolorosa decisión de no firmar las informaciones, por la lamentable propuesta de los directivos de una empresa que, por lo que se está viendo, están dispuestos a violar todas las normas del periodismo y de la más elemental decencia con tal de seguir ganando dinero, aunque sea a costa de perjudicar la información deteriorando las condiciones laborales de los profesionales que deben realizarla.

“Desde la FeSP os animamos a que sigáis con vuestra lucha, que está siendo un ejemplo para muchos compañeros de otros medios atrapados como vosotros por la crisis.

“Mucho ánimo y mucha suerte en vuestras justas reivindicaciones”.

Etiquetas: , ,