La Federación Europea de Periodistas (FEP) se añade al Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació (SPC) para hacer un nuevo llamamiento a los medios de comunicación, tanto públicos como privados, a respetar plenamente la deontología profesional en el marco del seguimiento informativo de los acontecimientos en Cataluña.

La FEP y el SPC recuerdan que el imperativo profesional de respeto de la verdad prevalece sobre las líneas editoriales y los posicionamientos políticos. El Código de Principios de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) sobre la Conducta de los Periodistas afirma claramente, en su artículo primero: «Respetar la verdad y el derecho que el público tiene de conocerla es el deber primordial del periodista». Los ciudadanos tienen derecho a una información veraz, de calidad y pluralista.

«El derecho de acceso a la información es un derecho fundamental garantizado por la Convención Europea de los Derechos del Hombre», recuerda el secretario general de la FEP, Ricardo Gutiérrez. «Sólo una información pluralista y honesta permite garantizar este derecho a la información».

La FEP y el SPC comparten la convicción que es plenamente legítimo para los medios de comunicación o un periodista, de expresar sus opiniones y de inscribirse en una línea editorial particular, pero que para esto «no se debe mentir, ni manipular los hechos o deformar la realidad.» Las dos organizaciones recuerdan por otro lado que los medios de comunicación públicos tienen la responsabilidad específica de respetar el pluralismo de las ideas y de estar al servicio de la ciudadanía y no al servicio de los gobiernos de turno.

La FEP y el SPC piden a los periodistas que se enfrenten a las presiones políticas o empresariales que puedan sufrir y que las denuncien a sus organizaciones representativas.

La FEP y el SPC piden, por otro lado, a la Unión Europea (UE) que haga un llamamiento a las autoridades públicas españolas y catalanas a comprometer un real diálogo político, y de evitar cualquier tipo de violencia contra los profesionales.

De regreso de una misión en Barcelona, miércoles y jueves, Ricardo Gutiérrez, donde ha tenido la oportunidad de debatir de la situación con varios sindicalistas, periodistas y representantes de la sociedad civil, se declara inquieto por la escalada de provocaciones políticas, de una y otra parte, y de su impacto sobre los medios de comunicación: «Una guerra de la información hace daño en Madrid y en Barcelona. La situación permite recordar la manipulación de la información en los medios de comunicación rusos y ucranianos, durante el periodo más álgido de la crisis ucraniana. Estoy muy sorprendido por la falta de transparencia total de las autoridades catalanas sobre las víctimas de la represión policial del referéndum, del mismo modo que por la cobertura complaciente por parte de ciertos medios de comunicación de la inaceptable detención de dos dirigentes independentistas por la supuesta «sedición». Los periodistas no son en ningún caso soldados de la información! Saludamos a todos los compañeros y a todas las compañeras que mantienen el rumbo deontológico en este contexto de manipulación y de polarización extrema».

Etiquetas: , , ,