La Federación Internacional de Periodistas (FIP) condena la serie de ataques sufridos por diversos medios de comunicación y periodistas en los últimos días en Marruecos y pide a las autoridades marroquíes que encuentren y lleven a los autores ante la justicia. Dos periodistas españoles fueron golpeados cuando cubrían el juicio de siete periodistas saharauis en Casablanca. En un incidente diferente, un grupo de asaltantes armados saqueó el lunes la oficina regional de la cadena pública de televisión marroquí en la ciudad de El Aaiún.

“La clase de violencia sufrida por periodistas en los últimos días es escandalosa”, ha declarado Aidan White, Secretario General de la FIP. “Es inaceptable”, dijo, “esta descarga de furia pública sobre los periodistas por asuntos políticos”.

También desde la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) han manifestado su apoyo a los tres periodistas de la Cadena Ser que fueron detenidos en El Aaiún, Àngels Barceló, Nicolás Castellano y Ángel Cabrera, que fueron expulsados del Sáhara Occidental tras pasar seis horas retenidos en la comisaría, aunque ninguno de ellos accedió a firmar la orden de expulsión que se les imponía. Las autoridades marroquíes les detuvieron al considerarlos un peligro para el orden público.

El secretario de Comunicación de la FeSP y Secretario General del Sindicato de Periodistas de Madrid, Agustín Yanel, ha declarado que “desde la FeSP manifestamos todo nuestro apoyo a los compañeros expulsados por intentar hacer su trabajo y deploramos la actuación de las autoridades marroquíes “.

El viernes pasado, dos periodistas españoles, Antonio Parreño, de la cadena pública TVE, y Eduardo Marín, de la Cadena SER, fueron atacados por una parte del público asistente a un juicio cuando empezaban a filmar y fotografiar a los procesados, siete activistas del Frente Polisario, en el tribunal de Aïn Sebaa, en Casablanca. La policía intervino para protegerlos, pero borró su material gráfico. Las autoridades marroquíes se han quejado repetidamente de la manera en que los medios de comunicación españoles cubren la actualidad marroquí.

Mientras tanto, el gobierno de Marruecos continúa su ofensiva contra los medios de comunicación. El ministro de Comunicación ha leído una declaración en la que califica de “actitud irresponsable de algunos medios de comunicación españoles” en cuanto a la cobertura de las informaciones de ese país. Marruecos critica a Antena 3, los diarios ABC y El País, la Agencia EFE y la Cadena SER. Las autoridades marroquíes acusan a los periodistas españoles “de utilizar sistemáticamente procedimientos falaces, técnicas innobles y manipulaciones abyectas”.

Etiquetas: ,